Nuevas recetas

Los productores de café utilizan las aguas residuales del café para generar energía

Los productores de café utilizan las aguas residuales del café para generar energía



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

De izquierda a derecha: Pedro Ochoa, Supervisor de Campo de ACERES, brinda capacitación sobre el uso de lámparas de biogás./: El proceso de secado del café en la Cooperativa Danilo González en San Ramón, Matagalpa, Nicaragua.

Los caficultores de Centroamérica han ideado una forma innovadora de utilizar las descargas de los molinos de café para generar energía de una manera que preserve los preciosos recursos hídricos y aborde positivamente el cambio climático.

Hoy mismo, UTZ Certified ha publicado los resultados de un estudio de cuatro años que explora la utilidad del proyecto Energy from Coffee Wastewater, en el que se desarrollaron e instalaron especialmente sistemas de tratamiento de aguas residuales de café en fincas cafetaleras de Honduras, Nicaragua y Guatemala.

En América Latina, donde se produce aproximadamente el 70 por ciento del suministro mundial de café, el cultivo de café produce aguas residuales que pueden ser profundamente problemáticas si no se tratan.

La agricultura “genera una gran cantidad de aguas residuales que se liberan regularmente sin tratamiento en los ríos, lo que afecta a la fauna y flora acuáticas, así como a las comunidades río abajo”, según un comunicado de prensa de UTZ Certified. “Además, las aguas residuales del café vienen acompañadas de toneladas de desechos orgánicos y alta toxicidad que afectan el suelo y generan cantidades considerables de emisiones de gases de efecto invernadero, en particular metano, que contribuyen en gran medida al cambio climático”.

Metano generado durante el proceso de descomposición capturado en el reactor y utilizado como combustible limpio y seguro para hacer funcionar máquinas de despulpado, estufas de cocina, lámparas y otras máquinas.

El proyecto ha permitido la generación de "una cantidad significativa de biogás utilizado para alimentar hogares y molinos de café", así como la "prevención de la liberación de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera".

UTZ Certified actualmente está introduciendo la tecnología en Perú y Brasil. UTZ espera adquirir más fondos y el apoyo de las industrias para replicar la iniciativa en África y Asia.

Para obtener las últimas actualizaciones de alimentos y bebidas, visite nuestro Noticias de alimentos página.

Karen Lo es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en twitter @applexy.


Bitter Brew: la conmovedora realidad del café

La vista de la Reserva de la Biosfera El Triunfo desde la finca Margarito Gurgua & # 8217s. Margarito Gurgua es miembro de Comon Yaj Noptic en México. Foto cortesía: Equal Exchange

El café es la bebida más consumida en los países desarrollados, pero se cultiva casi exclusivamente en el Sur Global. [1] Hay dos variedades principales de café: Arábica y Robusta. El primero (que se considera de mejor calidad) proviene principalmente de América Latina, Etiopía y Kenia, el segundo de Brasil, Vietnam y Uganda. [2] En los Estados Unidos, el mayor consumidor de café del mundo, lo que alguna vez fue un lujo exótico ahora está tan arraigado en la cultura que se considera un elemento básico. [3] Desafortunadamente, el café está vinculado a una larga historia de colonialismo y esclavitud, [4] y la producción del cultivo sigue siendo un foco de explotación y degradación ambiental hasta el día de hoy.

Trabajo infantil

Los caficultores suelen ganar sólo del 7 al 10% del precio minorista del café, [5] mientras que en Brasil, los trabajadores ganan menos del 2% del precio minorista. [6] Para ganar lo suficiente para sobrevivir, muchos padres sacan a sus hijos de la escuela para trabajar en las plantaciones de café. [5] El trabajo infantil está muy extendido en el cultivo del café. Cuando sube el precio del café, aumenta el incentivo para que las familias en dificultades retiren a sus hijos de la escuela y los envíen a trabajar, al mismo tiempo, una caída en los precios del café aumenta la pobreza en las regiones que dependen de la cosecha, lo que también puede evitar que los niños asistir a la escuela. Dado que los niveles más altos de educación están vinculados a ingresos más altos a largo plazo, y los niños de familias pobres son los que tienen más probabilidades de ser enviados a trabajar en lugar de a la escuela, el trabajo infantil mantiene un ciclo de pobreza a lo largo de generaciones, por lo que es importante para que los niños vayan a la escuela y que los agricultores reciban un salario digno para que la cantidad de dinero que ganen no se base en el precio de una mercancía.

Un estudio en Brasil encontró que las tasas de trabajo infantil eran aproximadamente un 37% más altas y la matrícula escolar un 3% más baja que el promedio en las regiones donde se produce el café. [7] Los niños de hasta seis años a menudo trabajan de ocho a diez horas al día y están expuestos a los numerosos peligros para la salud y la seguridad de la cosecha y el procesamiento del café, desde niveles peligrosos de exposición al sol y lesiones, hasta intoxicación por contacto con agroquímicos. [8]

Durante la temporada de cosecha de café en Honduras, hasta el 40% de los trabajadores son niños. [8] Se contrata a niños y mujeres como trabajadores temporales y, por lo tanto, se les paga incluso menos que a los trabajadores varones adultos. [8] En Kenia, por ejemplo, estos trabajadores "ocasionales" a menudo sólo ganan alrededor de $ 12,00 al mes. [4] A pesar de que hay granjas familiares donde los niños pueden participar en trabajos livianos durante parte del día, existen regulaciones contra el trabajo infantil en los países productores de café, pero las presiones económicas hacen que las autoridades en estas regiones sean reacias a hacer cumplir la ley. [4]

Muchos trabajadores del café son esclavizados efectivamente mediante el peonaje por deudas, que es trabajo forzoso para pagar las deudas. La élite terrateniente en las regiones productoras de café posee grandes plantaciones donde se emplea una mano de obra permanente. [2] En estas plantaciones, la única fuente de bienes esenciales es a menudo la tienda de la finca dirigida por los terratenientes, ya que los trabajadores no pueden comprar en otros lugares debido a sus largas horas de trabajo, la falta de transporte o las limitaciones para viajar fuera de la finca. [9] Dado que ganan menos del salario mínimo y deben pagar precios inflados en la tienda de la finca, los trabajadores terminan con poco o nada que mostrar por sus largas horas de duro trabajo físico; lo que es peor, pueden endeudarse con la plantación y, por lo tanto, son obligados a trabajar como pago de sus deudas. No es inusual que las familias que forman parte de la fuerza laboral permanente en una plantación trabajen y vivan allí durante generaciones, a veces endeudadas por el costo del alquiler de la tierra o los intereses de los préstamos para atención médica de emergencia. [10] Dejando a un lado el trabajo forzoso, las condiciones de trabajo en la producción de café son injustas y, a menudo, ilegales.

Un estudio de trabajadores en Guatemala encontró que la gran mayoría no recibía el pago de horas extras ni los beneficios para empleados requeridos por la ley, y casi la mitad recibía un salario inferior al salario mínimo de Guatemala. [10] Los grupos focales llevados a cabo como parte del mismo estudio revelaron casos de discriminación contra las mujeres, entornos de vida insalubres, trabajo infantil y la falta de iniciativas de salud y seguridad requeridas legalmente y de acceso a la educación. [10]

En Brasil, cientos de trabajadores son rescatados anualmente de condiciones de esclavitud. [6] En 2016, dos de las empresas cafeteras más grandes del mundo (que representan el 39% del mercado mundial del café), Nestlé y Jacobs Douwe Egberts, reconocieron que el trabajo esclavo es un riesgo en su suministro brasileño de café. [6] Nestlé admitió que compra café de dos plantaciones con trabajo forzoso conocido y no puede "garantizar plenamente que haya eliminado por completo las prácticas de trabajo forzoso o los abusos de los derechos humanos" de su cadena de suministro. [6]

Explotación de animales no humanos

Un desarrollo reciente de preocupación en el comercio del café es la práctica de alimentar a los animales con granos de café y luego usar los granos excretados para el consumo. Kopi luwak, por ejemplo, es un tipo de café indonesio producido al alimentar con granos de café a la civeta de la palma asiática, un pequeño mamífero que se encuentra en las selvas de Asia. Es el café más caro del mundo y se vende a cientos de dólares la libra. [20] Una sola taza puede costar hasta 80 dólares estadounidenses. [21] Los productores de café afirman que el proceso de digestión de la algalia mejora el sabor de los granos.

La popularidad del llamado "café de algalia" ha llevado a la cría intensiva de los animales, que son confinados en jaulas y alimentados a la fuerza con los granos. [23] Se ha documentado que muchas de las civetas de la industria del café no tienen acceso a agua potable limpia, no tienen la capacidad de interactuar con otras civetas y viven en jaulas empapadas de orina y heces. Muchos se ven obligados a pararse, dormir y sentarse en suelos de alambre, lo que "causa llagas y abrasiones". "Es una fuente constante e intensa de dolor e incomodidad". [21] Algunas civetas también exhiben signos de zoocosis, “una condición neurótica entre los animales estresados ​​en cautiverio. Los signos incluyen girar, caminar y menear la cabeza constantemente ". [22] Las civetas pagan un alto precio por un café de lujo.

Se utiliza un proceso similar en la práctica naciente de alimentar a los elefantes con granos de café. Lamentablemente, se está llevando a cabo en un "santuario" en Tailandia, donde unos 27 elefantes consumen frijoles de las plantaciones cercanas. [26] Calificada como Black Ivory Coffee, esta costosa preparación (cuesta alrededor de US $ 50 por porción) aún no tiene la popularidad del café de algalia, y los productores argumentan que los animales no están dañados de ninguna manera, pero apunta a una tendencia inquietante en explotación animal. [24]

Impacto medioambiental

En un entorno natural, la planta de café crece en el sotobosque de bosques tropicales y subtropicales. [4] El café se puede cultivar a la sombra de los árboles o al sol en un campo abierto. El cultivo de café a la sombra es beneficioso para el medio ambiente de muchas maneras, ya que previene la erosión del suelo y proporciona un refugio para las especies nativas de las regiones a menudo ecológicamente frágiles y extremadamente biodiversas donde se cultiva el café. [11] Las plantas que se utilizan para dar sombra pueden ser una fuente de ingresos adicionales para los agricultores. [12] Además, al prevenir la erosión del suelo, el café de sombra disminuye la cantidad de escorrentía de productos químicos agrícolas y reduce el consumo de agua. A menudo se considera que el producto es de mayor calidad, pero muchas empresas tostadoras de café han ideado formas de ocultar el amargor de los granos más baratos, lo que aumenta la demanda de café barato. Dado que los rendimientos (y, por lo tanto, las ganancias) son menores en las formas de cultivo de café de mayor intensidad, las operaciones de café de sombra están siendo reemplazadas cada vez más por cultivos de sol; en algunos casos, el café se abandona por completo en favor de una agricultura ambientalmente destructiva, que incluye arrasando bosques en pastizales para las vacas [2] para alimentar la demanda mundial de "carne" barata.

Cooperativa CIRSA en Chiapas, México. Foto cortesía: Equal Exchange.

Debido a que la producción de café cultivado al sol agota los nutrientes del suelo, las plantaciones que utilizan este método de cultivo generalmente solo duran entre 12 y 15 años antes de que los agricultores necesiten replantar este cultivo perenne. [12] La productividad disminuye junto con la calidad del suelo, por lo que después de un corto período de tiempo se vuelve más aconsejable desde el punto de vista económico abandonar la plantación y limpiar una nueva área de tierra, un modelo ambientalmente catastrófico. Por el contrario, las plantaciones de café de sombra pueden seguir siendo productivas durante más de tres décadas. [12] Lamentablemente, la producción de café “tecnificada” a gran escala ha despojado completamente de nutrientes al suelo en muchas áreas de Brasil, hasta el punto en que estas tierras ya no se pueden utilizar para la agricultura. [13] El café cultivado al sol también requiere más fertilizantes químicos, productos químicos agrícolas y fungicidas, por lo que el café es uno de los cultivos más fumigados del mundo. [12] Muchos plaguicidas prohibidos en la UE se siguen utilizando en las plantaciones de café. [6] Dados los niveles de pobreza en las áreas donde se cultiva el café, los trabajadores a menudo no pueden pagar el equipo de protección que limitaría su exposición en otros casos, simplemente optan por no usarlo o no son conscientes de que es necesario. Muchos trabajadores se quejan de dificultad para respirar, erupciones cutáneas y defectos de nacimiento. [6]

En la producción de café, la piel y la pulpa de la cereza del café se eliminan y se desechan. Aunque los desechos son un excelente abono, es más frecuente que se descarguen en los cursos de agua, donde tienen un efecto negativo en la calidad del agua. [14] Hay dos métodos para el procesamiento primario de granos de café: seco y húmedo. El procesamiento en seco es preferible desde una perspectiva ambiental, ya que las cerezas de café simplemente se clasifican y se dejan secar al sol, mientras que el procesamiento en húmedo, por otro lado, implica un alto uso de agua y genera aguas residuales. [15]

Etiquetas en el café: ¿significan lo que dicen?

Hay una serie de certificaciones aplicadas al café que pretenden garantizar que los granos se produzcan de manera ética. El café con certificación orgánica debe estar hecho de granos cultivados sin el uso de pesticidas o fertilizantes sintéticos. La agricultura orgánica también prohíbe el uso de organismos genéticamente modificados, y los agricultores utilizan fertilizantes orgánicos y alternativas más seguras a los fungicidas y productos químicos agrícolas. [16] Desafortunadamente, los métodos de cultivo de menor intensidad y el uso de árboles de sombra dan como resultado rendimientos más bajos. Si bien los beneficios ambientales de producir café orgánico son muchos, las ventajas económicas son pocas, y para los agricultores que viven en la pobreza, la lucha inmediata por mantener una familia naturalmente tenderá a abrumar las preocupaciones sobre la calidad del agua o la exposición a sustancias químicas. Si bien el café orgánico certificado se vende con una prima, los rendimientos más bajos significan que los agricultores no siempre se benefician de manera significativa al obtener la certificación. [dieciséis]

Una etiqueta desarrollada más recientemente que atrae a los consumidores preocupados por los efectos ambientales del café es la certificación Rainforest Alliance, que a menudo se encuentra en productos de grandes corporaciones como Kraft y Nestlé. Desafortunadamente, sus estándares son tan bajos que la certificación casi no tiene sentido. A diferencia de una certificación de Comercio Justo, Rainforest Alliance no garantiza un precio fijo a los productores, dejándolos vulnerables a la subida y bajada de los precios del café en la bolsa de valores. [17] Aunque la certificación Rainforest Alliance incluye algunas disposiciones sobre el uso de la biodiversidad y los agroquímicos que se utilizan, el cultivo orgánico no es estrictamente necesario. [18]

Las iniciativas de Comercio Justo tienen como objetivo proporcionar a los agricultores un precio equitativo por su café y su trabajo; sin embargo, la crisis del café, una fuerte caída en el precio del café en las últimas décadas, ha dejado a muchos agricultores endeudados con sus cooperativas. [19] Cuando los ingresos adicionales proporcionados por el Comercio Justo se desvían hacia el pago de deudas y el aumento de los costos de producción, las condiciones de vida reales de las familias productoras de café no mejoran. Por esta razón, una etiqueta de Comercio Justo no garantiza que los agricultores que produjeron el café tengan un nivel de vida razonable o mejores condiciones de trabajo de las que tendrían de otra manera. Además, debe tenerse en cuenta que la prima cobrada por el café Comercio Justo no se destina a los caficultores en su totalidad, sino que gran parte de ella se gasta en marketing, administración, instalaciones de procesamiento y mano de obra en otros niveles de producción. [19] La certificación de Comercio Justo, si bien es un paso en la dirección correcta, no puede por sí sola resolver las desigualdades de la industria del café, como señala Bradley R. Wilson (2010), “Hay factores político-económicos más amplios fuera del precio que deben abordarse para que los agricultores se ganen la vida y superen los ciclos de endeudamiento ". [19]

El Comercio Justo también ha experimentado algunos cambios recientemente.

Recomendaciones

Food Empowerment Project anima a las personas a elegir un estilo de vida vegano, con el entendimiento de que las elecciones compasivas no tienen por qué terminar ahí. Las personas también pueden tomar decisiones impactantes comprando productos, como el café, de fuentes éticas, pero los occidentales realmente deberían comenzar a ver el café como un lujo y la gente debería consumir menos como parte de la reducción de su impacto ambiental. Gaveau y col. (2009) encontraron que la aplicación de la ley para reducir la deforestación fue útil, pero no completamente efectiva, y concluyó que "a largo plazo, uno debe actuar para disminuir los incentivos para el cultivo de café". [25]

Si puede, trabaje para dormir más en lugar de usar un estimulante como el café, y si va a comprar café, le recomendamos que apoye a las siguientes empresas. Todos los cafés recomendados se cultivan a la sombra, excepto el Coop Coffee, que obtiene café cultivado en diversos grados de sombra a más luz solar directa.

    es un producto del Programa de Innovaciones Comerciales de la Red de Agroecología Comunitaria y vincula directamente a los agricultores, tostadores y consumidores para generar mayores ganancias para los pequeños productores de café que están en transición hacia la sostenibilidad mientras mejoran los medios de vida rurales. - de México - no solo paga buenos salarios a los productores, sino que también paga la atención médica, la seguridad social y la jubilación. - apoya el modelo de Comercio Justo auténtico y original mediante la compra de café orgánico a través de cooperativas de pequeños agricultores organizadas democráticamente; también apoya la distribución equitativa de las ganancias económicas y promueve los derechos laborales y el derecho de los trabajadores a organizarse, y promueve métodos de cultivo y condiciones de trabajo seguros y sostenibles. .

[1] Mercado mundial del café & # 8211 Pronóstico de crecimiento a una tasa compuesta anual del 5% durante 2017-2022 & # 8211 Investigación y mercados. (2017, 31 de octubre). https://www.businesswire.com/news/home/20171031006353/en/Global-Coffee-Market—Forecast-Grow-CAGR (2/2/18)

[2] Bacon, C. (2005). Enfrentando la crisis del café: ¿Pueden los cafés de comercio justo, orgánicos y especiales reducir la vulnerabilidad de los pequeños agricultores en el norte de Nicaragua? Desarrollo mundial, 33 (3). 497-511.

[3] Pérez, M. G. (22 de marzo de 2013). El consumo de café aumenta en los EE. UU., Según muestra una encuesta de la asociación. Bloomberg. Obtenido de http://www.bloomberg.com/news/2013-03-22/coffee-consumption-increases-in-u-s-association-survey-shows.html (27/5/14)

[4] Rice, R. (2003). La producción de café en tiempos de crisis: conexiones sociales y ambientales. Revista SAIS XXIII (1). 221-245. http://cftn.ca/sites/default/files/AcademicLiterature/coffee%20production.pdf

[7] Kruger, D. I. (2007). Efectos de la producción de café en el trabajo infantil y la escolarización en zonas rurales de Brasil. Revista de Economía del Desarrollo, 82 (2), 448-463.

[8] Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil. 2004. Ficha informativa sobre seguridad y salud: Café. Ginebra: Organización Internacional del Trabajo.

[9] Kaye, M. (2008). Desarrollo arrestado: discriminación y esclavitud en el siglo XXI. Londres: Internacional contra la esclavitud.

[10] COVERCO. (2003). La cultura del café en Guatemala. http://www.coverco.org.gt/e_coffeinguatemala.html (27/5/14)

[11] Blackman, A. y col. (2005). Deforestación y café de sombra en Oaxaca, México: hallazgos clave de la investigación. Recursos para el futuro Documento de debate 39. 1-12. http://www.rff.org/RFF/documents/RFF-DP-05-39.pdf (27/5/14)

[12] Persona, L. (2008). Ética y medio ambiente en el sector cafetero: vincular la RSE con el poder del consumidor en el contexto del desarrollo sostenible.

[13] Watson, Kelly. "Deforestación, cultivo de café y degradación de la tierra: el desafío de desarrollar una estrategia de gestión sostenible de la tierra en la selva tropical de Mata Atlântica en Brasil". 5 de febrero de 2001. https://www.lumes.lu.se/sites/lumes.lu.se/files/watson_kelly.pdf (30/3/18)

[14] Beyene, A., et al. (2012). El impacto del procesamiento tradicional del café en la calidad del agua de los ríos en Etiopía y la urgencia de adoptar prácticas ambientales adecuadas. Evaluación y monitoreo ambiental 184 (11): 7053-7063.


Enlaces útiles

Archivo

Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando por el sitio, acepta nuestro uso de cookies.

Configuración de cookies y privacidad

Podemos solicitar que se establezcan cookies en su dispositivo. Utilizamos cookies para informarnos cuando visita nuestros sitios web, cómo interactúa con nosotros, para enriquecer su experiencia de usuario y para personalizar su relación con nuestro sitio web.

Haga clic en los títulos de las diferentes categorías para obtener más información. También puede cambiar algunas de sus preferencias. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestros sitios web y los servicios que podemos ofrecer.

Estas cookies son estrictamente necesarias para proporcionarle los servicios disponibles a través de nuestro sitio web y para utilizar algunas de sus funciones.

Debido a que estas cookies son estrictamente necesarias para entregar el sitio web, rechazarlas tendrá un impacto en el funcionamiento de nuestro sitio. Siempre puede bloquear o eliminar las cookies cambiando la configuración de su navegador y forzando el bloqueo de todas las cookies en este sitio web. Pero esto siempre le pedirá que acepte / rechace las cookies cuando vuelva a visitar nuestro sitio.

Respetamos plenamente si desea rechazar las cookies, pero para evitar preguntarle una y otra vez, permítanos almacenar una cookie para eso. Puede optar por no participar en cualquier momento u optar por otras cookies para obtener una mejor experiencia. Si rechaza las cookies, eliminaremos todas las cookies establecidas en nuestro dominio.

Le proporcionamos una lista de cookies almacenadas en su computadora en nuestro dominio para que pueda verificar lo que almacenamos. Por razones de seguridad, no podemos mostrar ni modificar cookies de otros dominios. Puede comprobarlos en la configuración de seguridad de su navegador.

Estas cookies recopilan información que se utiliza en forma agregada para ayudarnos a comprender cómo se usa nuestro sitio web o qué tan efectivas son nuestras campañas de marketing, o para ayudarnos a personalizar nuestro sitio web y nuestra aplicación para mejorar su experiencia.

Si no desea que rastreemos su visita a nuestro sitio, puede deshabilitar el rastreo en su navegador aquí:

También utilizamos diferentes servicios externos como Google Webfonts, Google Maps y proveedores de video externos. Dado que estos proveedores pueden recopilar datos personales como su dirección IP, le permitimos bloquearlos aquí. Tenga en cuenta que esto podría reducir considerablemente la funcionalidad y la apariencia de nuestro sitio. Los cambios entrarán en vigor una vez que vuelva a cargar la página.

Configuración de Google reCaptcha:

Incrustaciones de video de Vimeo y Youtube:

También se necesitan las siguientes cookies: puede elegir si desea permitirlas:

Puede leer sobre nuestras cookies y la configuración de privacidad en detalle en nuestra Página de Política de Privacidad.


¿Qué es la huella de carbono del café?

El café es algo extraño: aproximadamente el 90% de los adultos lo consumen, y más de 25 millones de personas en todo el mundo están involucradas en su cultivo y procesamiento, pero casi no tiene ningún valor nutricional. La fruta del café es demasiado pequeña y frágil para tener propiedades reales para mantener la vida, y la bebida en sí casi no contiene calorías (hasta que comienzas con la leche, el azúcar, la crema batida y la salsa de chocolate).

Aún así, es increíblemente intensivo en mano de obra y carbono para producir, y se gasta una gran cantidad de energía en cada paso del proceso, desde la semilla hasta el barco, el tostador, el café y la taza. Pero, ¿sabe dónde se gasta la mayor parte de esa energía? La respuesta puede sorprenderte.

El café, por definición, nunca será un producto "local" para los norteamericanos: sus agricultores no estarán en nuestros mercados de agricultores y no podremos visitar un campo "escoja usted mismo" en algún pintoresco día de otoño. El café se cultiva en lugares tropicales y se envía a largas distancias en barco; se necesita una gran cantidad de agua, fertilizantes, mano de obra y tierra para cultivarlo y, a menudo, se empaqueta varias veces durante el transcurso de su vida, como café verde húmedo en la finca, como café verde seco en el molino, para su envío al muelle y nuevamente en la tostaduría para su venta. Todo esto a pesar de la cantidad de comunicaciones, papeleo y otros gastos administrativos que se destinan a los granos antes de que comiencen su viaje por mar.

Incluso aquellos de nosotros nos consideramos consumidores conscientes del medio ambiente. amor café. Algunos de nosotros evitamos el "café básico" como si evitáramos los alimentos altamente procesados ​​en favor de lotes más pequeños con ingredientes pronunciables, y tal vez incluso favorecemos a los tostadores locales, pensando que eso ayuda a aumentar nuestro eco-karma, pero ¿no es así?

Bueno, echemos un vistazo: ¿de dónde proviene la mayor parte de la huella de carbono del café?

La granja

Muchos asumen que la gran mayoría de la energía utilizada para producir cafés de alta calidad proviene del lado de origen de la cadena de suministro: cultivo, procesamiento y envío. Parece una suposición razonable, ya que las granjas generalmente se encuentran en áreas muy remotas (léase: muchos viajes hacia y desde el mercado), y el envío por sí solo debe ser una gran marca negra en el estado general de protección del medio ambiente del café.

Según un estudio de 2012 sobre la huella de carbono del café de Costa Rica que se importa a Europa, los investigadores encontraron que menos de un cuarto de la huella de carbono de sus granos favoritos proviene del nivel de la finca y el molino cuando se midieron las emisiones directas e indirectas. Según otro estudio, este realizado por Kim Elena Ionesco, gerente de sustentabilidad de Counter Culture Coffee (donde trabajo), la huella de carbono de una libra de café desde el origen —El Salvador, en este caso— al café crea una CO2 equivalente a unas 11 libras. (Vea el reportaje original de Kim sobre su investigación y las herramientas que usó aquí).

En la finca, la energía eléctrica y de combustibles fósiles (incluido el uso de agroquímicos derivados del petróleo) son, como era de esperar, los mayores contribuyentes, pero considerando todo, su impacto es relativamente leve: la mayoría de los cafés en Costa Rica y en todo el mundo. América Latina, se plantan, recolectan y clasifican a mano y se retiran de su cereza utilizando pequeñas máquinas despulpadoras de motor fermentadas sin agua en tanques abiertos y se venden en grandes lotes como los esfuerzos combinados de una cooperativa o colectivo de agricultores, en lugar de en pequeñas cantidades. paquetes que necesitarían envío individual.

Si bien todo eso requiere energía, la mayor parte se obtiene en forma de grasa para los codos, no para los ejes. Incluso en la fábrica, el uso de electricidad para alimentar edificios e imprimir documentos es probablemente sorprendentemente mínimo, especialmente porque hay temporadas ocupadas y temporadas tranquilas basadas en la cosecha.

El envío desde el molino es sin duda el mayor culpable, pero no más que los otros productos tropicales que recibimos de Guatemala, Costa Rica, Ecuador (bananos, mangos, aguacates, por ejemplo), pero porque los granos corren menos peligro de ser aplastados o aplastados. magullados o podridos en tránsito, se pueden meter en contenedores de transporte de manera más eficiente y con menos empaque que esas frutas tropicales.

Dependiendo del tamaño de la finca, los procesos y tecnologías utilizados, y agregando toda la energía del transporte en la ecuación, una libra de café puede generar hasta 4 libras de emisiones de carbono antes de salir de su país de origen: Aproximadamente 2 libras en el granja, 1,25 libras en el molino y otras 0,75 libras en la preparación del envío.

El tostador

El tostador, especialmente en estos días, contribuye con su parte justa al recuento ecológico: el aumento en las relaciones de "comercio directo" significa que más compradores de café están visitando fincas de todo el mundo en lugar de comprar por poder o estrictamente a través de importadores y hojas de oferta, y todos esos vuelos internacionales añaden algunos puntos extremos de gasolina a nuestra hoja de puntuación.

No solo eso, está la instalación de tostado. Encender las máquinas tostadoras es una cosa (la mayoría funcionan con gas), pero también hay que iluminar las oficinas, encender las computadoras, descargar los inodoros, mantener limpio y eficiente el refrigerador de la sala de descanso, y las emisiones de gas acumuladas por todos los que viajan en automóvil, por nombrar algunas cargas de carbono. A diferencia de la granja y el molino en la mayoría de los lugares, la tostadora también avanza a toda velocidad durante todo el año, en lugar de operar con mayor intensidad estacional.

Según el estudio de Kim Elena Ionesco mencionado anteriormente, y gracias a la ayuda numérica de los profesionales de auditoría de Climate Smart, parece que nuestra tostadora en particular aporta alrededor de 1,2 de esas 10 o más libras de CO2 emisiones por libra de café producida por año. (Esto coincide con los hallazgos del estudio de Costa Rica, que también afirma que la etapa de tueste de la vida de un café contribuye con aproximadamente el 15% de la huella total).

Cafés y Consumo

Rut roh, tú y yo ya podemos decir con simples matemáticas a qué se suma todo esto: el café y la taza final son los mayores culpables del vacío de energía que es la cadena de oferta (y demanda) de café. De las 10 a 11 libras de emisiones de carbono que genera una libra promedio de café, hasta el 50% se genera a nivel minorista y del consumidor.

Este uso de energía nada despreciable es el resultado de múltiples factores. Calefacción y aire acondicionado en un ambiente con fluctuaciones constantes de temperatura (piense en la ráfaga de una forma u otra cada vez que un nuevo cliente entra por la puerta) enchufes en uso constante detrás del mostrador (tostadoras, licuadoras, molinillos, cafeteras, refrigeradores, lavavajillas si los baristas tienen suerte) y en el frente (laptops, cargadores de teléfonos), máquinas de café expreso y molinillos que se dejan encendidas las 24 horas, los 7 días de la semana, en aras de la eficiencia, las luces se dejan encendidas en el baño y el sótano cuando nadie las usa POS computarizado, caja registradora y / o crédito -Máquinas de tarjetas montañas sobre montañas de desechos de vasos de papel y, por supuesto, el flujo perpetuo de agua a través de equipos de café, inodoros y fregaderos. ¡Todo suma!

Sin embargo, no se desanime, porque esta publicación no pretende ser una publicación vergonzosa: es simplemente una exploración de la miríada de factores ecológicos que intervienen en la creación y el consumo del café que amamos y en el que confiamos, junto con quizás un pequeño recordatorio de que El cambio climático es una de las mayores amenazas para la supervivencia de las plantas de café en todo el mundo.

Un poco más de eficiencia energética en el lado de la preparación y la bebida podría no ser el resultado entero manera de reducir este problema, pero bueno, no podría doler. Las máquinas apagadas durante la noche pueden ser una molestia, pero ayudaría a los baristas a ser más conscientes de moler y desperdiciar más granos de los que necesitan definitivamente ayudaría a compostar los posos de café ayuda a una taza de viaje más y una taza de papel menos ayuda a desperdiciar algunos menos. las servilletas ayudan. Pequeños cambios cada uno de ellos, pero suman. Prometo.

De todos modos, seguro que superaron tener que soportar esas nubes de culpa de carbono en nuestras tazas de café colectivas, ¿verdad?


Formas sostenibles en que los agricultores pueden reducir el impacto en el medio ambiente

Mejorar la eficiencia energética

Las granjas, como todas las empresas, pueden requerir grandes cantidades de energía para funcionar con eficacia. Los agricultores pueden gastar una cantidad significativa de dinero en energía para iluminación, calefacción de espacios y / o agua, y otras áreas de procesamiento.

En última instancia, esto genera grandes costos operativos y un alto impacto ambiental. Los agricultores pueden reducir esto haciendo algunos cambios simples en cómo y dónde se usa su energía.

Por ejemplo, agregar y / o mejorar los sistemas de aislamiento y calefacción tanto en hogares como en edificios agrícolas mediante la inversión en un tanque de aceite con barrera. Los tanques de aceite adosados ​​son una opción ideal si desea almacenar grandes cantidades de aceite sin causar ningún daño al medio ambiente.

Desarrollar un plan de manejo

Con la agricultura, es fundamental estar plenamente consciente de su situación actual para mejorar los resultados futuros. Las granjas deben tener un plan de gestión sólido para aumentar su producción, combatir la inseguridad alimentaria, funcionar de manera eficaz, reducir los costos de operación y reducir su impacto climático.

Una evaluación de línea de base puede ayudar a los administradores agrícolas a lograr una comprensión clara de cómo funciona la granja y, por lo tanto, revelar qué áreas puede operar de manera más eficiente mientras produce más alimentos.

Para que una granja funcione de manera más eficaz, los agricultores deben reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y producir más alimentos con la tierra ya en uso. Esto reduce la necesidad de tierras agrícolas frescas y la tala de bosques.

Mejorar el consumo de agua

En 2020, la agricultura representa el 70% de todas las extracciones mundiales de agua dulce. El suministro de agua dulce es vital para cualquier operación agrícola.

El cambio climático está provocando que el agua sea cada vez más escasa. Hay una serie de prácticas agrícolas climáticamente inteligentes que los agricultores pueden adoptar para promover la conservación del agua.

Esto incluye plantar una zona de amortiguamiento de árboles y / o arbustos a lo largo de arroyos y ríos para evitar la erosión y la contaminación por la escorrentía de los cultivos. Otra técnica de agua inteligente para el clima es tratar las aguas residuales causadas por el procesamiento agrícola antes de que se devuelvan a las vías fluviales.

Las prácticas responsables del agua no solo beneficiarán a la finca y sus operaciones, sino que también respaldarán la salud y el bienestar de las comunidades circundantes.

Centrarse en el suelo

En la agricultura climáticamente inteligente, el suelo se trata casi como si fuera un cultivo.

La tierra fértil es muy beneficiosa ya que imparte mejor sabor y un mayor valor nutricional a los alimentos. El suelo sano también contiene una mayor cantidad de humedad, lo que ayuda a mantener las raíces de las plantas hidratadas durante los períodos secos.

Los métodos de conservación del suelo, como la siembra en contorno o la agricultura sin labranza, reducen los niveles de erosión del suelo, ya que estos métodos ayudan a mantener el suelo en su lugar durante las fuertes lluvias o inundaciones, lo que es una preocupación cada vez mayor debido al cambio climático.

Las aplicaciones regulares de abono natural también enriquecerán el suelo de una granja y minimizarán la necesidad de fertilizantes comerciales. Todo esto equivale a una mayor resiliencia climática para las granjas y un suelo mejorado durante años en el futuro.

Centrarse en los árboles

Los árboles son de suma importancia para las granjas. Pueden actuar como cortavientos para reducir la erosión del suelo, enriquecer el suelo de la granja, filtrar el agua que mejora la calidad del agua, proporcionar sombra para los trabajadores agrícolas y otras plantas amantes de la sombra, crear un hábitat para la vida silvestre, almacenar gases de efecto invernadero y mucho más.

Se ha demostrado que el 80% de la deforestación se debe a la expansión agrícola. La conversión de bosques a tierras de cultivo produce una gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, los agricultores deben apuntar a disminuir la necesidad de expandir sus granjas. El enfoque de los agricultores debe cambiar a producir mayores rendimientos, ya que esto anulará la necesidad de talar los bosques y mantendrá los gases de efecto invernadero secuestrados en el bosque.

Incrementar la diversidad agrícola

Cuanto más diverso es un sistema agrícola, mayor es su capacidad para adaptarse al cambio climático.

Farmers should shift from focusing the farm on one kind of production (crops, livestock, or forestry, etc) and instead think about using integrated systems that combine crops, livestock, and forestry. Integrated systems can produce food, energy, fibre and wood in the same area, at the same time or in rotation. This integrated way of farming provides many benefits.

For instance, integrated systems can improve a farm’s resilience by refining the local micro-climate by reducing its temperature and increasing precipitation and water availability.

Increased agricultural diversity can also reduce the impact of extreme weather events on crops, livestock, and other products. Y it reduces soil erosion, improves productivity, and provides additional socioeconomic benefits by increasing the number of products a farmer can produce.

With all these benefits, farmers should have no trouble getting on board with climate conscious farming.

  • ‘Plastic Bunded Oil Tanks’, Tanks For Everything, https://www.tanksforeverything.co.uk/heating-oil/plastic-bunded-heating-oil-tanks
  • ‘Water In Agriculture’, The World Bank, https://www.worldbank.org/en/topic/water-in-agriculture
  • Agriculture is the direct driver for worldwide deforestation, Science Daily, https://www.sciencedaily.com/releases/2012/09/120925091608.htm

Save money by converting your home to solar power. Calculate your savings.


What’s the Future of Coffee Wastage?

For too long now, coffee-lovers have looked past the issues of coffee wastage—but it appears that change is on the horizon. With the rise of companies such as Bio-Bean, as well as more and more research being done into the applications of coffee byproducts, it does not seem completely unreasonable to suggest that in the not too distant future, we may even see coffee shops and farms running off their own wastage.

Inspiring? ¡Apuesta! So now, fellow coffee lovers, let’s take up our grounds and get upcycling!

Kenyan women from the Mbini Self-Help Group. Credit: McKay Savage

What do you think of coffee’s environmental impact? Would you take up exotic mushroom farming? And how do you reduce wastage? Let us know your stories in the comments, on facebook, or on instagram.


What Is Washed (Or Wet) Coffee Processing?

Between harvesting and storage/export, there are two main things that need to happen: the fruit needs to be removed and the beans need to be dried to an appropriate level . The main differences between how coffees are processed lies in the order this happens in.

In natural coffee, for example, the fruit is removed after drying. In honey and pulped natural processing, part of the fruit is removed beforehand (the skin and sometimes part of the mucilage) and part is removed afterwards (the rest of the mucilage and all the other layers).

But as Carlos Oliveros, Principal Investigator at Cenicafé , the research centre of Colombia’s national coffee association Café de Colombia , tells me, “A washed coffee is a coffee which has had various fruit layers removed before drying begins. We have removed the skin, we have removed the mucilage.” Only the parchment and the silverskin remain.

George Howell, Founder of George Howell Coffee and one of the earliest proponents of the specialty coffee movement, agrees and stresses the use of water to achieve this. “Traditionally, a washed coffee has employed water mainly to wash off mucilage after the coffee has been fermented over time with turbulent water. The mucilage comes off and then the coffee is dried.

But that’s the technical difference. Now it’s time for the really important question: what does a washed coffee taste like? And why?

Washed coffee dries on raised beds in Colombia. Crédito: Café de Colombia


Researchers Use Algae to Treat Wastewater and Generate Biofuel

Algae is much more than that pesky goo in your fish tank – researchers at theRochester Institute of Technology are now using algae grown at wastewater treatment plants to synthesize biodiesel. Wastewater treatment plants regularly utilize algae to remove ammonia, nitrates and phosphates from wastewater before dumping into receiving water – using the tiny plants as a source of fuel is a brilliant way to get extra mileage out of the system.

Biodiesel made from algae could replace 50 percent of the diesel fuel that the plant currently uses to power its equipment. Researcher Eric Lannen has worked with chemistry students Emily Young and Jeff Lodge to isolate lipids from the algae and extract them to make biodiesel. Their algae of choice is the single cell Scenedesmus, which they grow at a plant in Irondequoit, New York with the company Environmental Energy Technologies.

The wastewater plant grows new batches of algae about once a week — a notably faster production rate than corn or soybeans. It is also more efficient to produce, as it only requires photosynthesis to thrive, rather than farm land and labor. The use of algae in wastewater plants is a win-win situation, since the reaction of purifying water yields the lipids required to producebiodiesel.

Could algae be the fuel of the future? Environmental Energy Technologies hopes so – they have already increased algae production from 30 gallons to 100 gallons and hope to expand to 1,000 gallons by spring.


GET TO KNOW YOUR COFFEE

Instant coffee

Coffee blends

Beans and ground coffee

Coffee bags

Single-origin coffee

Coffee capsules

100% Fairtrade, always

At M&S, all our tea and coffee has been Fairtrade-certified since 2006. We’re proud to have long-standing relationships with Fairtrade cooperatives, some of which date back decades, that have a huge impact on coffee producers, their families and wider communities.

Why is Fairtrade so important? Every one of the producers we work with receives a fairer price for their crop and an additional premium to spend on projects of their choice. That means that, by choosing Fairtrade, you could be supporting producers to invest in a school or hospital, gain access to clean drinking water, purchase renewable-energy cooking stoves or plant trees. In 2019 alone, we generated more than £1.5m in Fairtrade Premium for coffee and tea producers, and, last year, we generated more Fairtrade Premium for producers through our coffee sales than any other UK retailer.

Better yet, Fairtrade coffee not only means you’re supporting a better quality of life for producers but you’re also getting a better-quality coffee. One quarter of the premium funds that Fairtrade coffee producers receive is invested in improving the quality of their coffee beans, which means better tasting coffee for you!

All about single origin

Want to explore some of the incredible flavour profiles of coffee from around the world? Our single-origin coffee is for you.

Sourced from a single country by our expert coffee buyers, working with our M&S coffee partners around the world, these premium-grade coffees are taste-tested and speciality graded for exceptional flavour.

Our Colombian single-origin coffee gets its incredible aroma thanks to the country’s unique growing conditions: the high altitudes and volcanic soil lead to a coffee with sweet caramel notes and a hint of acidity. Our Peruvian single-origin coffee, meanwhile, has notes of almond, walnut and bittersweet chocolate, and our nutty Brazilian single-origin beans – grown on small farms dotted on the slopes of Sul de Minas – have mellow, chocolatey undertones.

Not sure where to start? Our packs come with handy tasting notes, so you can taste your way around the world, one single-origin cup at a time.

Our guest coffee: Rwandan Sholi

Made in the Muhanga district of Rwanda by the Sholi cooperative, which was founded by 30 female farmers in 2008, our new guest coffee not only tastes amazing but also helps local communities. The Sholi cooperative is committed to working together to help improve the quality of life for women and their families in rural Rwanda. The cooperative president said, “I decided to start the cooperative to help women in this area, because for many years we practically lived in isolation. Our husbands controlled the finances and it was even frowned upon for us to leave the house. It took many years and a lot of hard work and effort, but it was worth it, because now we understand the market for our coffee, and we have more freedom – financially and socially.” The cooperative is Fairtade and Rainforest Alliance certified, which has enabled Sholi to build a community centre and a much-needed regional health centre. Sholi also takes its environmental impact very seriously. It has been investing in improved irrigation techniques to mitigate soil erosion and reduce wastewater generation, and redistributing the organic waste by-products as organic fertiliser for farmers, which greatly improves soil quality while reducing the need for expensive farm inputs.

Sholi’s high-altitude farms and weather conditions make it ideal for producing some of the world’s finest speciality coffees. The coffee is naturally processed, hand-picked and hand-sorted to produce a high-quality coffee that has delicious notes of strawberry, raspberry and honey.

Pick up the Rwandan Sholi coffee beans and ground coffee in store now.

How to make great coffee at home

“No matter how much time you have to devote to coffee-making, I guarantee you can enjoy a delicious cup,” says M&S coffee expert Rachel Chatterton. “Our range includes everything – from instant to our fantastic ground coffee and coffee bags, which are perfect for flasks to take for a walk (just brew for four minutes). At the weekend, I love to grind my own beans and try different single-origin brews – a personal favourite is our Peruvian single origin, which has notes of chocolate and almond.”

“When it comes to making coffee at home,” says Rachel, “there are so many ways to enjoy it, from V60 to Nespresso machines – personally, I love to brew a large cafetiere to take me through my morning, but if I’m in a hurry, I go for a Colombian Nespresso-compatible capsule.”

“Store your coffee in an airtight container in a cool, dark place. It’s best to use your beans within two weeks if possible – M&S has a range of pack sizes. Grinding your own coffee is a great way to ensure you taste it at its freshest.”


Starbucks Coffee: Green or Greenwashed?

Starbucks is given credit by many for revolutionizing the American coffee drinking experience. The company, however, is both praised and criticized by environmentalists.

Is Starbucks a leader of sustainability or a greenwasher?

The Coffee Industry

The coffee industry itself is inherently unsustainable. Coffee is cultivated in more than 60 tropical countries across tens of millions of acres of land. Tropical soils unfortunately are vulnerable to erosion and loss of topsoil, particularly when the native vegetation is removed. Coffee also has relatively high water footprint -- to produce one cup of coffee requires 140 liters of water.

Historically, much coffee was shade grown under a variety of native trees on small farms. A surge in coffee demand a decade ago significantly increased global production, thus boosting the prevalence of monoculture farming. The land is often cleared of native vegetation and pesticide use became more common.

Not all coffee beans are created equal through the eyes of sustainability. Organic shade grown coffee on smaller farms is ideal. The reality is that working conditions, pesticide use and many other factors vary greatly in this industry.

The profits made by farmers became much more volatile when global production of coffee swelled a decade ago. As the markets were flooded with coffee, prices plummeted. This created an economic hardship for those who depended on cultivation for their livelihood.

Starbucks has attempted to avoid the problems that plague the industry by partnering with Conservation International to create Coffee and Farmer Equity Practices (C.A.F.E. Practices). The partnership resulted in a set of environmentally, economically and socially responsible coffee purchasing guidelines. Starbucks purchased 77 percent of its coffee under these guidelines in fiscal year 2008 and has a goal of purchasing 100 percent by 2015. On the global market, Starbucks is a relatively small player with around 1 percent of the global coffee market, yet it has found a way to leverage its might and influence the coffee industry.


Coffee Shops and Natural Resource Use

Coffee shops depend on the consumption of large amounts of fossil fuels and natural resources. Most Starbucks stores are located in areas where coffee is not cultivated, thus coffee must be transported thousands of miles. And with more than 4,500 of Starbucks shops in 47 countries, extensive resources must be used to construct, heat, cool and power these stores.

Starbucks has been under strong criticism recently because of wasteful water practices. Water ran continuously on dipper wells, which are used to wash utensils. This added up to an estimated 6.2 million gallons of water wasted each day. In response, the company is exploring alternatives to the dipper well system, some of which have been put in place this year. Starbucks also said it plans to conduct a comprehensive water footprint audit in 2009 to get a clearer picture of its water use and ways it might be reduced.

On a brighter note, Starbucks recently announced a goal to reduce energy use by 25 percent and purchase enough renewable energy credits for 50 percent of its energy needs by 2010. The company is working with the U.S. Green Building Council to create a prototype for a LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) Silver certified store that can be duplicated across its portfolio. A standardized design would allow Starbucks to utilize green building principles for many stores in a more cost-effective manner. It does, however, limit use of location-specific green building practices that might be ideal in one climate or setting but not in another.

Disposable Cups and Recycling

While some praise Starbucks for offering coffee grounds for compost piles, other criticize the lack of recycling infrastructure for customers.

Starbucks stores use billions of cups annually by offering disposable paper cups to all customers regardless of where the beverage is consumed. This requires enormous quantities of natural resources and energy before finding their way to landfills. Starbucks does however use cups that contain 10 percent post consumer recycled content.

Although this might sound like a meager quantity, it is estimated to save tens of thousands of trees, half a million gallons of wastewater, and several million pounds of garbage from landfills. Starbucks has also helped shape the industry by using cups with recycled content. This 10 percent achievement required authorization and testing by the Food and Drug Administration and had not been permitted previously.

That authorization, granted in 2004, and Starbucks' efforts prompted comment from David Ford, then-president and CEO of Metafore, a nonprofit group that collaborates with leaders in business and society to create innovative, market-based approaches that support forests and communities.

"Starbucks should be commended for its groundbreaking efforts of working toward environmentally friendly packaging options that benefit both forests and the businesses that rely on them," Ford had said in a statement. "As a participant in our Paper Working Group project, Starbucks leadership in responsible purchasing of forest products gives other companies a clear path to follow."

The downside is that Starbucks cups still cannot be processed in many paper recycling systems. This is due to a thin polyethylene plastic coating that stops liquids from leaking out. The company has set a goal to have all cups recyclable by 2012.

Starbucks also plans to reintroduce ceramic "for here" mugs and increase use of reusable commuter mugs tenfold by 2010. They currently offer a $.10 discount to customers who bring in reusable mugs.

Impact on Locally Owned Coffee Shops

It would seem that Starbucks would have a very negative impact on local Ma and Pa coffee shops, but this isn't necessarily the case. Some cafes report soaring sales when a Starbucks moves in because the new shops attract more coffee drinkers to the neighborhood.

Others say they have been the victims of store placement strategy or landlords who hoped to get more rent from an incoming Starbucks. It seems the impacts of Starbucks on local competition must be taken on a case-by-case basis, helping some while hurting others. One thing is certain: A new Starbucks in some neighborhoods is a sign of gentrification.

Employee Relations

Starbucks ranked No. 7 in Fortune Magazine's "100 Best Companies to Work For" in 2008. Noteworthy practices by Starbucks include health, dental and vision insurance to part-time employees and domestic partner benefits for same-sex couples.

Additional perks include tuition reimbursement, adoption assistance and a 401(k) retirement plan for eligible employees.

Does Starbucks Measure Up?

Starbucks is frequently targeted by environmentalists for unsustainable practices, but do they deserve this? The nature of the coffee industry is unsustainable in many ways, but Starbucks has helped lead the industry towards greener practices. I would like to see Dunkin' Donuts ditch Styrofoam and Nestle forgo genetically engineered coffee beans. Although there is certainly room for improvement by Starbucks, other companies have barely even gotten started.

Starbucks' customers, however, are likely to demand more of them than Dunkin' Donuts customers will demand in the area of sustainability, which is warranted partially by higher prices. Chipotle Restaurant, for example, offers only naturally raised chicken, while Taco Bell does not.

In the end, many of the sustainability choices of a company come down to money. Second quarter 2009 net revenue ending March 31 was down 7.6 percent for the Starbucks. While some green initiatives may save money for a business, others do not. The company has closed hundreds of stores in the last year. Although some studies show that consumer demand for sustainable products has remained strong despite economic conditions, it is a challenging time to invest a lot of money in green research and development initiatives.

When looking at the company as a whole, Starbucks has addressed many of the most pressing issues to lessen its impact. Although it deserves to be applauded in some areas, there is still room for growth. Perhaps this is why it is both applauded and criticized by environmentalists.

Photo Credits
Starbucks Sign - Image CC licensed by d'n'c.
Coffee Beans in Canvas Bag - Image by Brybs.
Starbucks Coffee Cup -- Image CC licensed by Flickr user powerbooktrance
Green Tea Frappucino - Image CC licensed by powerbooktrance.


Ver el vídeo: Manejo responsable de los residuos del café- La Finca de hoy (Agosto 2022).