Nuevas recetas

Más allá de la cerveza y las salchichas: viajes culinarios a Austria y Suiza

Más allá de la cerveza y las salchichas: viajes culinarios a Austria y Suiza



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Parece que los países de Europa occidental en los climas más fríos tienden a tener una mala reputación en lo que respecta a la cocina local. Los visitantes que piensan que están experimentando lo mejor de las delicias de la nación frecuentan jardines de cerveza, quioscos de bratwurst (o salchichas) y fondue en un intento equivocado de experimentar las ciudades como la población nativa.

Y si bien los turistas pueden disfrutar de estas experiencias, mi reciente visita de dos semanas a cuatro de los restaurantes de las estaciones de esquí Best of The Alps arrojó una nueva luz sobre la escena gastronómica en dos de los destinos de invierno más buscados para aquellos que aman ir a la nieve. :

¿Planea hacer una visita a Austria y Suiza para disfrutar tanto de las pistas como de las delicias culinarias? Asegúrese de visitar estos nueve restaurantes.

Restaurant Post Stub'n, St. Anton Am Arlberg, Austria
Que ordenar: gambas de agua profunda con ajo, chalotes y chiles

Galzig Verwallstube Arlberger, St. Anton, Austria
Que ordenar: Albóndigas de queso crema austriaco con espuma de fresa y coulis

Hospiz Alm, St. Christoph, Austria
Que ordenar: crema de coco, palito de sésamo y pollo Tanddori

Hotel Aurelio, Lech, Austria:
Que ordenar: sopa de tomate verde y caviar

Hotel Pfefferkorn, Lech, Austria
Que ordenar: cócteles après ski - spritzer de Aperol (naranja) y spritzer de St. Germain

Hotel Carlton, St. Moritz, Suiza
Que ordenar: Aperitivo de caviar y crema

La Marmite, St. Moritz, Suiza
Que ordenar: Pizza de trufa negra

Seehofstübli, Davos, Suiza
Que ordenar: caldo de langosta y crema

Hotel Steffani, St. Moritz, Suiza
Que ordenar: Vino suizo

Gracias al destacado equipo de Switzerland Tourism por su patrocinio, y a Austrian Tourism por la ayuda local durante su visita a los mejores complejos turísticos de los Alpes. ¡Visite sus sitios web para obtener consejos sobre la planificación de viajes y "probar" usted mismo!


ALEMANIA, AUSTRIA, SUIZA

ALEMANIA, AUSTRIA, SUIZA. Estas tres naciones representan el corazón de la Europa de habla alemana, aunque sus fronteras actuales de ninguna manera demarcan la extensión geográfica más lejana de la cultura alemana y su influencia histórica. La Alemania moderna nació en 1871 a partir de una amalgama de pequeños ducados y pequeños reinos que tenían sus orígenes en el Sacro Imperio Romano Germánico de la Edad Media. La Austria moderna se creó en 1918 a partir de las provincias de habla alemana del antiguo Imperio austrohúngaro. Sus fronteras se han mantenido estables desde entonces. La independencia política de Suiza comenzó en 1291 con un levantamiento encabezado por Guillermo Tell, pero la larga lucha no se completó hasta 1412, cuando se hizo la paz con la Casa de Habsburgo. Los Habsburgo, que más tarde crearon el imperio austríaco, eran originalmente suizos, y las ruinas de su castillo todavía se pueden ver en el cantón de Aargau. Si bien la evolución política de la Europa de habla alemana es compleja, las divisiones culinarias están mucho más definidas.

La división más grande se basa en la religión. El norte y el este de Alemania son en su mayoría protestantes (luteranos), mientras que el sur es católico romano. Austria es predominantemente católica romana. Suiza es católica romana y protestante reformada (calvinista). Estas diferencias religiosas han tenido una gran influencia en las formas y hábitos alimenticios. En las áreas protestantes de Alemania, se descartaron muchas festividades religiosas más antiguas. Sin embargo, uno de los cambios más importantes fue la abolición del ayuno, excepto durante la Cuaresma. Los protestantes también abandonaron las grandes procesiones de Carnaval y la fiesta que los acompañaba. Los pietistas alemanes, en particular, abjuraban de la bebida, la glotonería y las juergas con la danza. Por lo tanto, los hábitos alimentarios del norte de Alemania se volvieron marcadamente diferentes de los del sur. Las diferencias en la religión también afectaron el movimiento y la aceptación de varias costumbres nuevas, como el árbol de Navidad, que se trasladó lentamente al sur hacia Baviera y Austria durante el siglo XIX.

Si bien la religión ha creado un marco subyacente para la cultura culinaria de la Europa de habla alemana, la geografía ha jugado un papel histórico fundamental. El valle del río Rin, que comienza en el lago de Constanza en Suiza, ha sido una importante cuna de la cultura durante miles de años. Fue la patria de los antiguos galos, cuya preferencia por el cerdo y la cerveza todavía está profundamente arraigada en la cultura alemana. El valle del Rin se convirtió en la región militar más importante del Imperio Romano y, durante un corto período de tiempo, Trier, Alemania, fue la capital del Imperio. Los vestigios de la cultura romana, como la viticultura, la elaboración de salchichas, los pretzels, el pan de jengibre e incluso la arquitectura con entramado de madera, han llegado a representar características fundamentales de la cultura tradicional en estos tres países. Sin embargo, la característica geográfica más significativa son los Alpes, montañas escarpadas que forman una barrera física entre la Europa de habla alemana y el Mediterráneo. Las regiones de alta montaña de Baviera, Suiza y Austria occidental han desarrollado una cocina que es bastante distinta a la del resto de la Europa de habla alemana. Su punto focal es la industria láctea, siendo los productos lácteos y el queso los componentes principales.

Si bien las barreras geográficas son importantes, también es importante tener en cuenta que la Europa de habla alemana no es una cultura monolítica. Está compuesto por muchas culturas y dialectos regionales. El suroeste de Alemania, Alsacia y Suiza, de habla alemana, son el hogar de una cultura alimentaria muy distinta & # x2014 y las regiones agrícolas más ricas & # x2014, mientras que el área de Plattdeutsch en el norte de Alemania, centrada en las tierras bajas pantanosas que bordean el Mar del Norte y el Báltico, ofrece otra identidad culinaria: el té, la cocina de pescado, la cerveza, los alimentos a base de avena o trigo sarraceno y los panes de centeno muy oscuro.

Desde la década de 1970, ha habido un resurgimiento del interés por los dialectos y la cocina regional y una gran cantidad de libros de cocina que exploran las cocinas y los productos alimenticios locales. Esto ha sido un resurgimiento en el sentido más literal porque los académicos de los tres países comenzaron a estudiar los alimentos y las formas de alimentación regionales en la década de 1840, por lo que la literatura sobre alimentos acumulada es extensa y está un siglo por delante de lo que se ha emprendido en los Estados Unidos. los W & # xF6 rter und Sachen El movimiento (Términos y objetos) de principios del siglo XX fue particularmente activo en el registro de alimentos y terminologías tradicionales. Desafortunadamente, el Partido Nacionalsocialista, que llegó al poder en Alemania en 1933, empleó esta investigación con fines políticos. Desde 1945, las palabras ethnisch ('étnico') y Volk ('folk') en alemán ha tenido una asociación tan peyorativa con la propaganda nazi que ahora se evita generalmente su uso en escritos académicos serios sobre comida.

También existe una marcada dicotomía entre los escritos culinarios de erudición y la escritura culinaria de libros de cocina populares. Los libros de cocina de mercado masivo han creado la idea de una cocina nacional alemana o austriaca, mientras que los estudiosos de la comida lo han criticado como artificial y engañoso, ya que solo existen tradiciones culinarias regionales o muy localizadas, que no representan las fronteras políticas del país. Estas tradiciones locales a menudo desbordan las fronteras hacia países vecinos como Francia, Eslovaquia, Eslovenia e incluso el norte de Italia.


Contenido

Carne Editar

El consumo medio anual de carne es de 59,7 kg (132 lb) por persona. Las variedades más comunes son el cerdo, las aves y la ternera. Otras variedades de carne están ampliamente disponibles, pero se consideran insignificantes.

La carne suele ser estofada y también existen platos fritos, pero estas recetas suelen tener su origen en Francia y Austria. Varios métodos de cocción utilizados para ablandar cortes duros se han convertido en especialidades nacionales, que incluyen sauerbraten (asado agrio), que consiste en marinar ternera, carne de caballo o venado en una mezcla de vinagre o vinagre de vino durante varios días.

En Alemania existe una larga tradición en la elaboración de embutidos, más de 1.500 tipos diferentes de embutidos (alemán: Wurst) son hechos. [5] [6] [7] [8] La mayoría Wurst está elaborado con tripa natural de tripa de cerdo, oveja o cordero. Entre los más populares y comunes se encuentran Bratwurst, generalmente hecho de carne de cerdo molida y especias, el salchicha (Vienés), que puede ser de cerdo o ternera y se ahuma y se cuece completamente en un baño de agua, y Blutwurst (morcilla) o Schwarzwurst (salchicha negra) hecha de sangre (a menudo de cerdos o gansos). También están disponibles miles de tipos de embutidos que también se llaman "Wurst" en alemán. Hay muchas especialidades regionales, como el Münchner Weißwurst (Salchicha blanca de Munich) popular en Baviera o el Currywurst (dependiendo de la región, una salchicha de cerdo al vapor o una versión del Bratwurst, rebanado y condimentado con salsa de tomate al curry) popular en las áreas metropolitanas de Berlín, Hamburgo y el área del Ruhr. En Alemania, desde el siglo XIII, están en vigor estrictas regulaciones que rigen lo que se puede y no se puede poner en ellos. En la ordenanza de mercado de Landshut en 1236, se estableció que solo se podía hacer salchichas con carne de la mejor calidad. [9]

Pescado Editar

De los peces de agua salada, el abadejo de Alaska es el más común. [10] Los peces de agua dulce populares en el menú alemán son la trucha, el lucio, la carpa y la perca europea que también se enumeran con frecuencia. [11] Los mariscos tradicionalmente estaban restringidos a las áreas costeras del norte, a excepción del arenque en escabeche, que a menudo se servía en un Fischbrötchen, como Arenque adobado (un filete de arenque en escabeche enrollado en forma cilíndrica alrededor de un trozo de pepinillo o cebolla en escabeche), o Brathering (arenque frito y marinado).

Hoy en día, muchos pescados de mar, como el arenque fresco, el atún, la caballa, el salmón y las sardinas, están bien establecidos en todo el país. [12] [13] Antes de la revolución industrial y la consiguiente contaminación de los ríos, el salmón era común en los ríos Rin, Elba y Oder y solo lentamente comenzó a regresar junto con una creciente conciencia de las cuestiones ambientales y las medidas resultantes, como como depuradoras de última generación, reducción de depósitos agrícolas, etcétera.

Los palitos de pescado, conocidos como Fischstäbchen (lit .: "palitos de pescado"), [14] son ​​un alimento procesado popular elaborado con pescado blanco, como el bacalao, el eglefino o el abadejo, que ha sido rebozado o empanizado.

Verduras Editar

Las verduras se utilizan a menudo en guisos o sopas de verduras, pero también se sirven como guarniciones. Las zanahorias, [15] coliflor, [16] [17] nabos, [18] espinacas, [19] guisantes, [20] frijoles, brócoli y muchos tipos de repollo son muy comunes. [17] [21] Las cebollas fritas son una adición común a muchos platos de carne en todo el país. Alrededor de 1900, las zanahorias a veces se tostaban en agua, y el caldo se usaba en lugar del café. [22]

Los espárragos son un plato principal o de acompañamiento de temporada popular con un consumo anual per cápita de 1,5 kg (3,3 libras). [23] La variedad blanca es especialmente popular en Alemania y más común que los espárragos verdes. [24] [25] Los restaurantes a veces dedican un menú completo a nada más que espárragos blancos cuando está en temporada. [26] Temporada de Spargel (alemán: Spargelzeit o Spargelsaison) tradicionalmente comienza a mediados de abril y termina el día de San Juan (24 de junio). [27] [28]

Desayuno (Frühstück) comúnmente consiste en pan, tostadas o panecillos con mantequilla o margarina, embutidos, quesos, mermelada (Konfitüre o más comúnmente llamado Mermelada), miel y huevos (normalmente hervidos). [29] [30] [31] Las bebidas habituales en el desayuno son café, té, leche, cacao (caliente o frío) o zumos de frutas. [29] Es muy común comer aderezos abundantes en el desayuno, incluidos embutidos como jamón, carnes saladas, salami y pastas para untar a base de carne como Leberwurst (salchicha de hígado),Teewurst o Mettwurst y quesos como el Gouda, Frischkäse (queso crema), Brie, Rodillo Harzer, Bergkäse y más. La mayoría de las panaderías tienden a vender belegte Brötchen (sándwiches de panecillos), especialmente por la mañana, para la gente en movimiento.

Tradicionalmente, la comida principal del día ha sido el almuerzo (Mittagessen), se come alrededor del mediodía. [32] Cena (Abendessen o Abendbrot) era siempre una comida más pequeña, que a menudo consistía solo en una variedad de panes, carne o salchichas, queso y algún tipo de verduras, similar al desayuno, o posiblemente sándwiches. Las comidas más pequeñas que se agregan durante el día tienen nombres como Vesper (en el sur), Brotzeit (hora del pan, también en el sur), Kaffee und Kuchen ( escucha (ayuda · info) , literalmente para "café y pastel"), o Kaffeetrinken. Es una costumbre muy alemana y comparable con el té de las cinco en punto inglés. Toma tiempo entre el almuerzo y la cena, a menudo los domingos con toda la familia.

Sin embargo, en Alemania, como en otras partes de Europa, los hábitos alimenticios han cambiado en los últimos 50 años. Hoy en día, muchas personas comen solo una pequeña comida a la mitad del día en el trabajo, a menudo también un segundo desayuno, y disfrutan de una cena caliente por la noche en casa con toda la familia. [33]

Para otros, la forma tradicional de comer sigue siendo bastante común, no solo en las zonas rurales. El desayuno sigue siendo muy popular y puede ser elaborado y extendido los fines de semana, con amigos invitados como invitados, lo mismo vale para el café y el pastel. Desde la década de 1990, el brunch dominical también se ha vuelto común, especialmente en los cafés de la ciudad.

Los fideos, hechos con harina de trigo y huevo, suelen ser más espesos que la pasta plana italiana. Especialmente en la parte suroeste del país, la variedad predominante de fideos son Spätzle, [34] elaborado con una gran cantidad de huevos, y Maultaschen, fideos rellenos tradicionales que recuerdan a los ravioles.

Además de los fideos, las patatas son comunes. [35] Las patatas entraron en la cocina alemana a finales del siglo XVII y fueron casi omnipresentes en el siglo XIX y desde entonces. La mayoría de las veces se hierven (en agua salada, Salzkartoffeln), pero machacado (Kartoffelpüree o Kartoffelbrei) y patatas asadas (Bratkartoffeln) también son tradicionales. Papas fritas, llamadas Patatas fritas, Pommes (pronunciado como "Pom fritz" o, respectivamente, "Pommes", desviándose de la pronunciación francesa que sería "Pom freet" o "Pom") o regionalmente como Fritten en alemán, son un estilo común de papas fritas que tradicionalmente se ofrecen con salsa de tomate o mayonesa, o, como Pommes rot / weiß (lit. papas fritas rojo / blanco), con ambos.

También son comunes las albóndigas [34] [36] (incluidas Klöße como el término en el norte o Knödel como el término en el sur) y en el sur de Alemania fideos de patata, incluyendo Schupfnudeln, que son similares al italiano Ñoquis.

Las ensaladas, también las variantes modernas, así como los platos vegetarianos, son cada vez más populares en Alemania. [37]

Con la excepción de la mostaza para salchichas, los platos alemanes rara vez son picantes y picantes [38]. Las hierbas y especias más populares son tradicionalmente el perejil, el tomillo, el laurel, el cebollino, la pimienta negra (utilizada en pequeñas cantidades), las bayas de enebro, la nuez moscada y la alcaravea. . [38] El cardamomo, la semilla de anís y la canela se utilizan a menudo en pasteles o bebidas dulces asociados con la época navideña y, a veces, en la preparación de salchichas, pero por lo demás son raros en las comidas alemanas. Otras hierbas y especias, como la albahaca, la salvia, el orégano y los chiles picantes, se han vuelto populares desde principios de la década de 1980. El eneldo fresco es muy común en una ensalada verde o en un filete de pescado.

Mostaza (Senf) es un acompañamiento muy común de las salchichas y puede variar en intensidad, [8] [39] [40] la versión más común es Mittelscharf (medio picante), que se encuentra en algún lugar entre las mostazas tradicionales inglesas y francesas en fuerza. Düsseldorf, similar al Deli Mustard francés con un sabor muy diferente al de Dijon, y sus alrededores son conocidos por su mostaza particularmente picante, que se utiliza tanto como condimento de mesa como en platos locales como Senfrostbraten (estofado con mostaza). [41] En el sur del país, se elabora una variedad dulce de mostaza que se sirve casi exclusivamente con la especialidad bávara. Weißwurst. La mostaza alemana suele ser considerablemente menos ácida que las variedades americanas.

El rábano picante se usa comúnmente como condimento, ya sea solo servido como una pasta, enriquecido con crema (Sahnemeerrettich), o combinado con mostaza. [42] En algunas regiones de Alemania, se usa con carnes y salchichas donde de otro modo se usaría mostaza. Su uso en Alemania está documentado hasta el siglo XVI, cuando se usaba como medicina y como alimento, por lo que sus hojas se consumían como verdura. [43]

El ajo nunca ha jugado un papel importante en la cocina tradicional alemana, [44] pero ha ganado popularidad en las últimas décadas debido a la influencia de las cocinas francesa, italiana, española, portuguesa, griega y turca. Ramson, una hierba redescubierta de siglos anteriores, se ha vuelto bastante popular desde la década de 1990.

En todo el país se sirve una amplia variedad de pasteles, tartas y pasteles, [45] [46] más comúnmente elaborados con fruta fresca. Las manzanas, ciruelas, fresas y cerezas se utilizan con regularidad en los pasteles. La tarta de queso también es muy popular, a menudo hecha con quark. Schwarzwälder Kirschtorte (Pastel de la Selva Negra, hecho con cerezas) es probablemente el ejemplo más conocido de una amplia variedad de tortas típicamente alemanas rellenas de crema batida o de mantequilla. [47]

Las rosquillas alemanas (que no tienen agujero) suelen ser bolas de masa de levadura con mermelada u otros rellenos, y se conocen como berlinés, Pfannkuchen (en Berlín y Alemania Oriental), [48] Kreppel o Krapfen, dependiendo de la región. [49] [50] Eierkuchen o Pfannkuchen son grandes (generalmente alrededor de 20 a 24 cm de diámetro) y relativamente delgadas (

5 mm) panqueques, [51] comparables a los franceses crepes. Se sirven cubiertos de azúcar, mermelada o almíbar. Existen variantes saladas con queso, carne molida o tocino, así como variantes con rodajas de manzana al horno (llamadas Apfelpfannkuchen, literalmente para Panqueques de manzana), pero generalmente se consideran platos principales en lugar de postres. En algunas regiones, Eierkuchen se llenan y luego se envuelven en otros, se cortan en trozos pequeños y se colocan en un montón (llamado Kaiserschmarrn, que a menudo incluyen pasas horneadas). La palabra Pfannkuchen significa panqueque en la mayor parte de Alemania. [50]

Un postre popular en el norte de Alemania es Rote Grütze, pudín de frutos rojos, que se elabora con grosellas negras y rojas, frambuesas y, en ocasiones, fresas o cerezas cocidas en jugo con almidón de maíz como espesante. [52] Tradicionalmente se sirve con crema, pero también se sirve con salsa de vainilla, leche o crema batida. [52] Rhabarbergrütze (pudín de ruibarbo) [53] y Grüne Grütze (pudín de fruta de grosella espinosa) son variaciones del Rote Grütze. Un plato similar, Obstkaltschale, también se puede encontrar en toda Alemania. [54]

Los helados y sorbetes también son muy populares. [55] Las heladerías gestionadas por italianos fueron la primera gran ola de restaurantes gestionados por extranjeros en Alemania, que comenzó a mediados de la década de 1850 y se generalizó en la década de 1920. [56] Espaguetis, que se asemeja a espaguetis, salsa de tomate y queso molido en un plato, es un postre helado popular. [57]

En los días de Navidad posteriores a la víspera de Navidad, el ganso asado es un elemento básico de las comidas del día de Navidad. [58] [59] A veces se reemplaza con la carpa europea, [60] particularmente en las áreas del sur. La carpa se corta en trozos, se reboza con pan rallado y se fríe en grasa. Los acompañamientos habituales son la ensalada de patatas, la ensalada de pepino o las patatas.


Esto no podría estar mas alejado de la verdad. Avalon no solo hizo un trabajo fabuloso al ofrecer cocina tradicional austriaca en cada comida, sino que su crucero activo y de descubrimiento significó un montón de experiencias de comida y bebida austriacas súper únicas.

Nos ayudaron a aprender qué comer en Austria. Tampoco nos sentimos demasiado programados durante nuestro crucero. Probamos algunos de los platos mencionados en esta guía gastronómica austriaca a bordo. En Viena y Linz, sin embargo, también exploramos un poco por nuestra cuenta.

La forma de navegar de Avalon significa que puede ser tan programado o tan independiente como desee. Así es como pasamos gran parte de nuestro tiempo en Viena. Investigamos qué comer en Viena y luego rastreamos esos platos en las ciudades y pueblos que visitamos.


20 mejores comidas austriacas

Estas buscando lo mejor Platos austriacos? Hay muchas delicias austriacas y platos tradicionales que atraen a amantes de la comida y chefs de diferentes partes del mundo. Si se pregunta qué comida y bebida en Austria debe consumir, ¡eche un vistazo a los mejores platos austriacos para una experiencia deliciosa! Comida austriaca seguramente te pondrá en coma alimenticio, ¡y lo mejor se menciona a continuación!

  • Apfelstrudel vienés: Comida nacional austriaca
  • Wiener Schnitzel: Delicia frita
  • Salchicha de Viena: Autenticidad austriaca
  • Knödel: Bola de masa sabrosa
  • Tafelspitz: Carne hervida
  • Tiroler Gröstl: Inspirado en la tradición
  • Käsespätzle: Delicia cursi
  • Patata Gulasch: Sabroso
  • Kaiserschmarrn: Paladar de sabor
  • Buchteln: Postre extático
  • Brettljause: Increíble "bocadillo"
  • Sachertorte: Retiro dulce
  • Kardinalschnitte: Potentemente delicioso
  • Fiakergulasch: Plato apetitoso
  • Martinigans: Snack sabroso
  • Mondseer: Asunto cursi
  • Spargel: Bondad frondosa
  • Powidltascherl: Rotación de Plum Jam
  • Belegte Brote: Sándwiches abiertos
  • Topfentascherl: Pastelería de cuajada

1. Apfelstrudel vienés: comida nacional austriaca

Los alemanes pueden argumentar que el Strudel les pertenece, pero Austria ha aceptado de todo corazón el dulce y crujiente Apfelstrudel, que se cuenta entre sus alimentos nacionales. El Apfelstrudel es un hojaldre que está forrado con relleno de manzana y califica como comida vegetariana austriaca, mientras que los restaurantes en Alemania también sirven una versión diferente. El relleno en sí se condimenta con canela, azúcar y se agrega con pasas. ¡El olor del Apfelstrudel recién salido del horno puede hacer que cualquier entusiasta de la comida se sienta débil de rodillas! También puede encontrarlo comúnmente, ya que es una comida callejera austriaca muy querida y está fácilmente disponible para comer en cualquier momento. Este es uno de los más populares Cocina austriaca.

Dónde comer: Café Mozart, Albertinaplatz 2, Viena

2. Wiener Schnitzel: Delicia frita

¡Si hay un plato que es sinónimo de cocina austriaca es el Schnitzel! Conocido como Wiener Schnitzel o Vienna Schnitzel, se cuenta entre los platos de comida nacional austriaca. Es una deliciosa delicia frita y se sirve con papas fritas, crema agria y cebollas. ¡Puede encontrar este plato desde puestos de comida callejera hasta restaurantes de alta gama! Al igual que el pescado y las patatas fritas, el Schnitzel se toma a menudo en almuerzos informales. Esto es un comida tradicional austriaca.

Dónde comer: Figlmuller, Wollzeile 5, Viena

3. Salchicha de Viena: autenticidad austriaca

La salchicha de Viena seguramente figurará en su búsqueda de auténtica comida austriaca. La cocina de Europa del Este está dominada por el uso de carnes y la salchicha es una de las comidas favoritas de los austriacos. Este tipo de embutido se sancocha a base de cerdo y ternera y luego se ahuma a bajas temperaturas. Luego se usa en platos principales o simplemente se fríe y se sirve en un bollo caliente. Es una de las los mejores alimentos austriacos y, por lo tanto, debe intentarlo durante su viaje a Austria.

Dónde comer: Bitzinger Wurstelstand Albertina, Augustinerstrasse 1, Viena

4. Knödel: bola de masa sabrosa

En todo el mundo, varias cocinas tienen su propia forma de albóndigas y Knödel es la forma de albóndiga que es popular en toda Europa del Este. De hecho, incluso se sirve en muchos restaurantes con calificación Michelin en el mundo debido a su sabor clásico. Los austriacos también han adoptado el Knödel y lo han hecho suyo. Considerado entre los mejores alimentos austriacos y bocadillos austriacos, el Knödel puede ser tanto dulce como salado. Los sabrosos Knödel se sirven como guarnición o incluso como albóndigas en sopa, mientras que lo mejor del dulce Knödel es una variedad compuesta por ciruelas.

Dónde comer: Knoedel Manufaktur, Josefstaedter Strasse 89, Viena

5. Tafelspitz: carne hervida

Tafelspitz es una comida típica austriaca que se encuentra como plato principal en muchos restaurantes de todo el país. Plato clásico, se compone de ternera hervida en un caldo de verduras y especias. La carne se sirve luego con manzanas picadas y rábano picante o crema agria con cebollino. La comida abundante es abundante y tiene comienzos rústicos. ¡El nombre en sí se refiere a un corte de carne y significará cosas diferentes en un mercado de alimentos y en un restaurante!

Dónde comer: Plachutta Wollzeile, Wollzeile 38, Viena

6. Tiroler Gröstl: Inspirado en la tradición

¡El Tiroler Gröstl es comida reconfortante en su máxima expresión! Entre la comida austriaca tradicional más común en Viena, es más común en los Alpes austríacos. El plato rico también es simple y es un plato frito de papa, carne de res o cerdo picada con mucha mantequilla y cebolla. A menudo cubierto con un huevo frito, es imprescindible probarlo para alguien que le guste la comida austriaca clásica. Generalmente se le llama Gröstl, mientras que esta variante pertenece particularmente a la región de la estación de esquí de Tirol.

Dónde comer: Gasthof Weisses Rossl, Kiebachgasse 8, Innsbruck

7. Käsespätzle: Delicia con queso

¡Nada calienta tu estómago como un plato de queso con macarrones con queso! Y aquellos que viven y están de vacaciones en las montañas de Austria darán fe de la famosa comida austriaca, Käsespätzle, ¡que es la respuesta de Austria a los macarrones con queso! El spatzle es esencialmente un fideo de huevo suave y se encuentra en diferentes formas y variedades y parece pequeñas pepitas. El Käsespätzle viene con una generosa ración de queso y va bien con un buen vino. Este es uno de los mejores cosas para comer en austria.

Dónde comer: Gasthaus Seibl, Oberhaggen 1, Lochau, Vorarlberg

8. Potato Gulasch: Delicioso

El abundante y picante Gulasch, aunque es originario de Hungría, ha sido una parte de la cultura gastronómica austriaca desde hace mucho tiempo. El Gulasch es un guiso caldoso caliente y viene en muchas variantes como suelen ir las sopas. Una de las más populares Platos austriacos que también se encuentra en los hogares de Austria es la patata Gulasch. Compuesto por verduras como patatas, cebollas, pimiento morrón y salchichas, se condimenta con pimentón picante. Un tazón de Gulasch sabe mejor con una guarnición de pan tostado y funciona como el mejor desayuno austriaco.

Dónde comer: Gulaschmuseum, Schulerstrasse, Viena

9. Kaiserschmarrn: paladar de sabor

¡Kaiserschmarrn es literalmente una comida digna de los reyes! El nombre del plato es "Kaiser", que significa rey y "Schmarrn", que significa triturar. ¡El plato es básicamente panqueques rallados esponjosos! El plato dulce si se sirve como postre o incluso como comida por sí solo. Los panqueques se trituran en trozos pequeños y se cubren con mermeladas, salsas dulces, compotas de frutas y frutos secos caramelizados. El plato desarrollado en el siglo XIX se ha convertido desde entonces en parte de la comida tradicional austriaca.

Dónde comer: Cafe Central, Herrengasse 14, Corner Herrengasse / Stauchgasse, Viena

10. Buchteln: Postre extático

La comida austriaca tiene muchas influencias bohemias y el Buchteln es uno de esos platos que se ha convertido en parte de la comida diaria austriaca. Buchteln es un delicioso alimento horneado con dulces rellenos de mermelada, amapola molida o cuajada dulce. Los bollos suaves tienen una parte superior crujiente dorada y son aireados y esponjosos por dentro debido al pan de levadura. ¡A menudo se sirven como postre cubiertos con salsa de vainilla o simplemente azucarados encima! ¡Este es uno de los famosos postres austriacos que debes probar!

Dónde comer: Café Hawelka, Dorotheergasse 6, Viena

11. Brettljause: "Snack" increíble

Siguiendo el significado de su nombre en el que "Jause" significa un bocadillo entre comidas y "Brettl" es una tabla de madera en la que se sirve, Brettljause es un delicioso bocadillo austriaco que debes probar. Un plato básico de Brettljause contiene pan, carne, verduras en escabeche y pastas para untar. ¡Hay diferentes versiones de este plato disponibles en Austria para las que tendrás que explorar un poco el país!

Dónde comer: Zum Weissen Rauchfangkehrer, Viena, Austria

12. Sachertorte: Sweet Retreat

¿A quién no le encantan los postres? Dirígete a cualquier panadería que sirva comida tradicional austriaca y prueba el postre local Sachertorte, que seguramente te enamorará de la comida austriaca. Además, Austria tiene una larga trayectoria en la elaboración de algunos de los mejores postres del mundo y no debe perderse la experiencia de probar cada uno de ellos. Aparte de Sachertorte, no olvide probar otros postres como Esterhazy-Schnitte, Rehrücken y Topfentascherl.

Dónde comer: Cafés en Austria

13. Kardinalschnitte: Potently Delicious


Kardinalschnitte es un postre en capas a base de merengue y es muy común en la ciudad de Viena. Los colores del postre, blanco y dorado, son sinónimos de los colores de la iglesia católica. El nombre del postre se traduce libremente como rebanadas cardinales y seguramente entusiasmará su paladar. El desierto se compone de crema espesa en el interior y paredes entrelazadas de mantequilla de harina de maíz. Cubierto con sabor a café y bayas frescas, este postre se saborea mejor con una copa de vino dulce.

Dónde comer: Teufner Backerei Cafe Konditorei, Melk, Austria

14. Fiakergulasch: plato apetitoso

Una variación del gulash vienés tradicional, Fiakergulasch es un Comida austriaca hecho de carne de res picada preparada en salsa de cebolla, ajo, agua, tomate, vinagre, laurel, y más. Este plato generalmente se sirve con una variedad de guarniciones y acompañamientos como salchicha salchicha frita, pepinillos en escabeche cortados en abanico, albóndigas de pan y huevos soleados. Este plato es popular como remedio para la resaca, y encontrarás este Comida austriaca a través de cafés que se sirven por las mañanas.

Dónde comer: Gasthaus Zur Eisernen Zeit, Viena, Austria

15. Martinigans: aperitivo salado

Martinigans es un tipo de ganso relleno que se prepara ampliamente en toda Austria como comida tradicional con motivo del Día de San Martín. Aunque hay muchas variaciones de este comida en austria, por lo general se rellena con castañas y ciruelas secas antes de asarlo. También puede poner un poco de salsa en el ganso relleno que se prepara como una combinación de grasa de la sartén y caldo.

Dónde comer: Restaurante Krone, Dornbin, Austria

16. Mondseer: Cheesy Affair

Mondseer es un tipo de queso austriaco que se prepara a partir de leche pasteurizada obtenida de vacas. Mondseer se origina en la ciudad de Mondsee, lo que le da su nombre. Este queso semiduro es de color amarillo pálido con la corteza lavada. La textura del queso es abierta, cremosa, suave y firme, y tiene un aroma fuerte. El queso se infunde con cultivos rojos y agua salada que le dan un sabor dulce y picante.

Dónde comer: Mondsee, Austria

17. Spargel: bondad frondosa

Fuente de imagen
Una delicia local que recomendamos probar si está de visita en la primavera es el espárrago. Austria y Viena ofrecen algunos de los espárragos verdes y blancos más deliciosos del mundo, siempre preparados de forma creativa y fresca.

Spargel es un delicioso plato de verano que se sirve en muchos restaurantes y cafés de Austria. De hecho, comenzará a notar que este plato aparece en los menús de todos los restaurantes aquí justo cuando comienza la temporada de verano. Servido con una abundante cucharada de mantequilla y una generosa pizca de limón, este plato está hecho con espárragos y está rociado en pan rallado para un sabor perfecto. También se puede preparar como una sopa fresca o simplemente envolver en prosciutto con una pizca de salsa holandesa. Regardless of how it’s made and served, it is one of the most famous Austrian traditional food served in Austria in summer.

Where To Eat: Marchfelderhof, Vienna, Austria

18. Powidltascherl: Plum Jam Turnovers

Image Source
Powidltascherl are delicious plum jam turnovers that are a delicacy in Austria. It’s the best food in Austria that you won’t find anywhere outside this country and Germany, and we’re not kidding! Though it was initially served in restaurants of Czech Republic, this dish has now become a staple in Austrian kitchens. It’s essentially a delicate pastry that is made with a specific kind of potato dough before it is filled with a blend of plum jam, rum (or plum schnapps). For a final touch, it is usually topped with a mix of breadcrumbs, cinnamon, vanilla, dry fruits like walnuts, and butter. It often arrives on the table with melted chocolate, like other famous Austrian dishes.

Where To Eat: Pfudl, Vienna, Austria

19. Belegte Brote: Open Sandwiches

Image Source
While sandwiches are supposed to be enclosed by bread on both ends (thus, “sandwich”), the Belegte Brote are mini sandwiches that are served open-faced. It’s among the most flavorful food to try in Austria owing to its variety of fillings (or rather toppings since the sandwiches are open) and an absolute Austrian classic. There are various places across Austria where you can try these delicious and colorful sandwiches with any choice of beverage be it tea or beer.

Where To Eat: Trześniewski, Vienna, Austria

20. Topfentascherl: Curd Pastry

This is yet another delightful dessert for those with a sweet tooth. Just as delicious as crepes, apple strudel, and Austrian pancakes, Topfentascherl is the traditional sweet and savoury dish served alongside almost all Austrian meals in the households, bakeries, local restaurants, and even the Indian restaurants in Salzburg and Vienna. It’s essentially a pastry filled with curd and loaded with all types of fruit instead of sugar to make it appetizing and healthy at the same time. The usual fruits that become a part of this yummy pastry include apricots and banana, but you can add more types of fruits if you’re feeling creative and love the blend of fruits and curd!

Where To Eat: Das Restaurant Wasserfall, Salzburg, Austria

There’s indeed a lot to savor when it comes to Austrian food, this list was just a short guide to help you pick your priorities during your vacation in the lovely land. If you are keen for relishing these authentic delicacies, pack your bags and book a fantastic holiday to Austria for a beautiful experience abroad.

Descargo de responsabilidad: TravelTriangle claims no credit for images featured on our blog site unless otherwise noted. All visual content is copyrighted to its respectful owners. We try to link back to original sources whenever possible. If you own the rights to any of the images and do not wish them to appear on TravelTriangle, please contact us and they will be promptly removed. We believe in providing proper attribution to the original author, artist, or photographer.

Please Note: Any information published by TravelTriangle in any form of content is not intended to be a substitute for any kind of medical advice, and one must not take any action before consulting a professional medical expert of their own choice.


Austria Food Regions

The country of Austria is made up of nine states, or länder in German (and in case you weren’t aware, the language of Austria is German.) But “Land” is also the German word for "country", so Austrians use the word bundesländer to refer to the different federation states, or regions.

The climate, soil, and growing conditions between North and South Austria are distinct. You’ll find significant variations in meat offerings as well as food preparation and technique depending on the region you’re in. In fact, some regional food variations are so small, you might be surprised at the impact they could have on a region and its food products.

Rolling hills and wineries of south Austria

Take South Styria (Südsteiermark), for example, where the tiny pumpkin seed rules! This one food — seeds or the ever-present pumpkinseed oil — can be found on every table here in one dish or another, like traditional balsamico di Modena would be in Italy’s Emilia Romagna region.

Each region in Austria has its individual, unmistakable cultural identity, and, of course their own Austrian culinary specialties.


What do Germans eat for breakfast?

A typical German breakfast often consists of some kind of bread, butter, cold cuts, and cheese. Some of the toppings can also be Marmalades or Nutella.

Germans typically have a cup of coffee along with their breakfast. Milk and Orange- and Apple juice are also commonly served with a typical breakfast in Germany.


7. Obazda

Cheese dip as a side to beer is never a bad idea and is hard to beat, but not if you are Bavarian! Obazda is made from aged cheese, a lot of butter, spices and a dash of beer. To top it off, this is normally spread on those enormous pretzels, meaning you are going to get to eat a whole lot of it. Serve it up to your friends next time they are over with What’s4Eats’ recipe.


Brush Up on Your Wine Knowledge

2. Meet a Winemaker

Cruise line Norwegian takes its wine program seriously sailings include a series of Meet the Winemaker voyages on three of their ocean ships. Meet Gérard Bertrand, renowned vintner of Languedoc-Roussillon, over tastings, seminars, and dinners onboard the Norwegian Bliss this February as it cruises through the Eastern Caribbean. (Cruise from $799 dinners from $60 tastings, $20 ncl.com)

3. Earn a Sommelier Qualification

Super-luxury line Silversea doesn’t just offer tastings, lectures, and classes on board their specialized wine cruises—you also can earn a recognized sommelier qualification on the Silver Whisper’s May sailing from London to Barcelona. The itinerary includes an optional stop at Château Smith Haut Lafitte. (14-day cruise from $7,020, all-inclusive silversea.com)

4. Drink From a 10,000-Bottle Wine Cellar

When you cruise on one of Crystal’s eight river and ocean vessels, your ship has an impressive 10,000-bottle cellar. To taste the rare highlights of the collection, book the Vintage Room, a 12-seat table on each ship. A sommelier walks you through the pairings: a rich slab of foie gras, say, might come with a crisp glass of 2009 Dom Pérignon. (Six-course dinners from $250 per person crystalcruises.com) —Jacqueline Gifford


Traditions

One thing to understand about Austrian food culture is that in Austria, food is relished and meals are celebrated. Austrians can spend more than an hour discussing various topics over a meal and afterwards spend an equal amount of time to finish their conversations over a cup of coffee and dessert. This behavior is often referred to as typical Austrian Gemuetlichkeit and is distinctive to Austrian culture. Gemuetlichkeit, a word which has been adopted in the English language, describes an environment or state of mind that produces a happy mood and a sense of well-being. It describes a notion of belonging and social acceptance, of being cozy and welcomed. That is exactly what you would expect to find in most of Austria’s local taverns, restaurants and cafés. In this section we show you where Austrians love to spend their time during the year.

Christkindlmarkt

Visiting one of the many Christkindlmärkte (Christmas markets) in Austria is a popular tradition during the four weeks of Advent. Christkindlmärkte can be described as street markets that sell Christmas ornaments, cookies and other things related to Christmas. Apart from shopping people like to enjoy a Gluehwine, Punsch and many other festive delicacies.

© Österreich Werbung, Fotograf: Popp G.

© Österreich Werbung, Fotograf: Karl Thomas

In spring, around Easter, visiting the Ostermarkt (Easter Market) is a popular tradition in Austria, especially in Vienna where several markets are opened for visitors to buy traditional Easter decorations like artistically decorated eggs. In addition, this folk festival also offers other arts and crafts from all over Austria, typical Austrian food and Easter specialties like the chocolate Easter Bunnies, Easter loafs, or baked Easter lambs, as well as entertainment.

It was Austrian Emperor Joseph II in the 18th century who issued a decree that permitted all residents to open establishments to sell and serve self-produced wine, juices and other food and snacks. Until the 20th century, it was quite customary for guests to bring along their own food to go with the wine they drank at the tavern now known as Heuriger. Heurig means most recent in German and at a Heuriger the most recent wine is served. Heuriger is one of the most popular and most frequented places, Austrians like to go to during the Spring, Summer and Autumn months to experience Gemuetlichkeit. Typical foods and drinks that are served at a Heuriger include Brettljause (a variation of cheese, sausages and spreads) and Liptauer (a spread flavored with pepper, wine and must (a kind of apple cider). Read more on Heurigen here.

Wiener Wuerstelstand

los Wiener Wuerstelstand is a long-standing tradition. During a night out these street-side booths serve fast and inexpensive snacks, including a great variety of sausages. Some of the most popular snacks include Bosna (a hot dog with Bratwurst sausage, onions, and a blend of mustard and/or tomato ketchup and curry powder), Sacherwuerstl (sausage served with mustard, horseradish and a kaiser roll) and Kaesekrainer (sausage filled with cheese).

Funkensonntag (bonfire Sunday)

© walser-image.com / Archiv Vorarlberg Tourismus

Funkenfeuer (short: Funken bonfire) is a tradition in the Swabian-Alemannic area. In Austria, it is only celebrated in the west, i.e. Vorarlberg and the Tyrolean uplands. This annual bonfire takes place in early spring on the first Sunday after Ash Wednesday (Funkensonntag bonfire Sunday). Depending on the region the Funken is either a heap of straw or a piled up wooden tower that can reach a height of up to 30 meters (98.4 feet). In Austria, the Funken usually is a wooden tower with a witch figure, made of old clothes that are filled with gunpowder, sitting on top.

Several customs are part of this celebration and vary depending on the region. los Funkenwache means that the night before the bonfire the Funken is watched by guards to prevent it from being burned down. Sometimes in the afternoon of the Funkensonntag there is a Kinderfunken, which is a Funken for children. On the evening of Funkensonntag before the Funken is set on fire there is a Fackelzug (torchlight procession) accompanied by a local marching band. The people then watch the Funken burning until the fire reaches the top and the witch on top is set on fire and eventually explodes. The celebration mostly ends with fireworks.

The aim of this tradition mainly is to drive out the winter. While the explosion of the witch means luck, it is a bad omen when the Funken falls over before the witch explodes. This then means that the witch has to be buried the next day.

In the Easter part of Austria, there is a similar tradition called Sonnwendfeier (Midsummer solstice), which is traditionally celebrated on June 21. This date marks the shortest night and the longest day of the year. Each year a spectacular procession of ships makes its way down the Danube River through the wine-growing Wachau Valley just north of Vienna. Up to 30 ships sail down the river in line as fireworks erupt from the banks and hill tops while bonfires blaze and the vineyards are lit up. Lighted castle ruins also erupt with fireworks during the 90-minute cruise downstream.


Ver el vídeo: Es verdad que los alemanes AMAN las salchichas? (Agosto 2022).